Quique González y La Aristocracia Del Barrio - 2008-11-13 - Málaga, Sala Vivero

viernes, 14 de noviembre de 2008

El bueno del señor González lleva consiguiendo desde hace un tiempito hacerse un hueco entre los que de verdad influyen, entre los que de verdad sabes que no te van a defraudar, entre los que de verdad son verdaderos maestros, entre los que de verdad son clásicos del rock nacional. Su voz y su forma de hacer las cosas es ya totalmente propia, no necesita ninguna comparación ni apoyo de nadie.

Su banda actual, La Aristocracia del Barrio con el mago Javi Pedreira y Karlos Arancegui, es la más duradera que ha tenido en toda su carrera y con ella consigue varias cosas: acercarse definitivamente al rock americano más clásico de los Petty, Dylan, sonar realmente crudos, sin trampa ni cartón ni adornos o arreglos coloristas, y rozar de forma muy tangencial lo alternativo y psicodélico gracias a los mil trucos de Pedreira, un guitarrista de portentosos recursos y mayor ffeling, y la forma de tocar de Karlos. Jacob lleva siendo un crack desde siempre, le da un buenísimo sustain y feeling a las líneas de bajo, y no tenía nada nuevo que descubrir en él.

Todo lo anterior, nos lo volvieron a demostrar el jueves en la Sala Vivero, al que acudí con la más nutrida representación de amigos malaguitas en mucho tiempo, y en las que se celebraba el 10º aniversario de la carrera del madrileño sobre las tablas. Un setlist elegido por la gente en la web sólo podía depararnos un auténtico aluvión de temazos, unos realmente fieles a los originales, otros llevados al lado más rockero, otros con un perfil más minimalista, pero casi todos con variaciones en cambios de ritmo, de volumenes y en forma de ser tocados. Quique cada vez está más cómodo cantando a medida que pasan los años y se atreve a hacer muchas cosas en pleno directo, a veces le traiciona un poco el ímpetu, pero desprende, y de qué manera, cómo le sangran todas esas canciones por dentro. Perfecto Quique, todo un caballero del rocanrol.

Como siempre, después de ver a algunas bandas tantas veces en directo, es un aútentico placer encontrarte cara a cara con canciones que nunca has oido en directo, y lo del jueves fue una montaña rusa. Piedras y Flores, Palomas En La Quinta, Pájaros Mojados, Avión en Tierra tocada por Quique en total soledad para delicia del amigo Sergio el Errante, y en la que se tuvo que dejar la piel para llevarla a buen término con la guitarra, Se Nos Iba La Vida, Calles De Madrid, El Campeón...en fin, un dislate al no poderse predecir que iba a ocurrir en el escenario en ningún momento. Evidentemente, tampoco faltaron los grandes clásicos Salitre, La Ciudad Del Viento, Kamikazes Enamorados, Pequeño Rocanrol, una versión más rockera y con compases arrastrados de Cuando Éramos Reyes...Ese es el tipo de concierto que debería estar dispuesto a llevar a cabo cualquier banda digna, capaz de repasar cualquier punto de su discografía sin ningún drama, de forma fiel o adaptando los sonidos, las texturas, y llevándola a nuevos terrenos. Una deliciosa maravilla. Una esperanza y un atisbo de certeza de que Quique seguirá en el camino de las buenas canciones, del rock crudo y de verdad, por mucho tiempo. Gracias a Mario por las fotos!

http://www.quiquegonzalez.com/

Salud!

2 comentarios:

el errante dijo...

Es usted grande.

keridito dijo...

Sí que pintó bien... Una pena que en córdoba no estuviera al mismo nivel. Espero al próximo concierto por tierras malagueñas. ¿El Maestro Lapido el próximo?